Asociación Racional Escéptica de Venezuela

Una organización sin fines de lucro dedicada a promover el pensamiento crítico y racional

Posts Tagged ‘Nancy González’

¿Guerra biológica o simple guerra sucia?

Posted by Guido en 8 febrero, 2008

El pasado 22 de enero Nancy González, jefa de la cátedra de Semiología de la facultad de medicina de LUZ declaró al diario Panorama acerca del descubrimiento de un nuevo serotipo del dengue. Alertaba González acerca de la gravedad de este virus y de su origen artificial, ya que “se observó que la mitad del genoma es del dengue hemorrágico, pero la otra mitad está mutado con el virus de la hepatitis”, lo que implicaría “que fue mutado de manera tecnológica y que coincide muy probablemente con experiencias de guerra biológica. Esta situación es muy grave e impulsa un alerta”. Para rematar, Jorge Guerrero, médico general, afirmaba: “Estamos seguros de que el nuevo serotipo del dengue fue creado en laboratorios de Estados Unidos”. es lamentable el observar cómo gente supuestamente calificada se dedica a hacer estas afirmaciones sin ninguna base, cómo estos dos médicos violan de modo tan evidente su juramento hipocrático y los principios de no hacer daño, al fomentar la paranoia, el odio y la ignorancia con evidencias risibles que no soportan el más mínimo análisis técnico y al mismo tiempo sólo desvían la atención pública del problema real respecto al dengue. En estas breves líneas pretendo desmentir desde la biología los delirios de estos médicos zulianos.

Cuando se trabaja con organismos recombinantes no se busca que un organismo sea “mitad y mitad” sino que simplemente posea las características de interés que se buscan. Así, las bacterias que producen la insulina recombinante no son “mitad humanas”, sino que simplemente poseen el gen que codifica para la insulina humana, es por ello que resulta sospechoso el lenguaje usado por González y sus supuestos hallazgos, que no han sido publicados en otro sitio que no sea Panorama, cosa gravísima desde el punto de vista científico y característica fundamental de la pseudociencia más chabacana. De ser cierto el hallazgo garantizaría a González y su equipo un lugar relevante en la historia de la medicina, por lo que extraña la ausencia de resultados científicos.

El ciclo reproductivo de estos virus es sumamente complejo y requiere de partes específicas codificadas por el genoma, sin las cuales son inviables. Una reducción de los genomas a la mitad supondría la pérdida de proteínas vitales para el virus, anulando su capacidad reproductiva o su capacidad infectiva. Debido a este hecho es posible descartar las afirmaciones de guerra biológica.

La técnica usada para “descubrir” el virus fue la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), que permite amplificar cantidades mínimas de ADN y es estándar de diagnóstico, sin embargo, esta técnica tiene la limitación de no poder amplificar secuencias de ADN mayores de cierta longitud. En ocasiones es casi imposible amplificar un solo gen si el gen es largo, por lo que resultaría absurdo el usar esta técnica para determinar un genoma viral completo. Por otra parte, el amplificar ADN no implica conocer su secuencia, del mismo modo en que engendrar un hijo no otorga conocimiento sobre su dotación genética, lo que hace aún más increíble las afirmaciones de González.

La estadística tampoco es el fuerte de González, como se evidencia con la siguiente declaración: “En el hospital Chiquinquirá se presentó un caso de un paciente que después de padecer por dengue hemorrágico, manifestó una cirrosis hepática severa y está situación no es normal en la enfermedad”. ¿Un paciente? ¿La existencia de un paciente que presente cirrosis después de padecer dengue le da pie a inferir la existencia de una nueva enfermedad? Un paciente determinado puede poseer tales síntomas debido a múltiples razones, el usar ese único caso como argumento para afirmar la existencia de una nueva enfermedad, en lugar de un estudio epidemiológico controlado demuestra una ignorancia abismal.

Asimismo, son posibles los falsos positivos y los resultados engañosos. Si quien escribe estas líneas enfermase de dengue y le fuesen realizadas pruebas de PCR, daría positivo tanto a dengue como a hepatitis, ya que alguna vez sufrió esta última. El virus de la hepatitis B se integra al ADN humano por el resto de la vida del paciente y aunque no sufra la enfermedad, el ADN viral puede ser detectado posteriormente. Así, un resultado positivo simultáneo para hepatitis y dengue por PCR no quiere decir que se esté infectado por el maligno virus imperial, sino que hay un proceso infeccioso activo de dengue y que alguna vez el paciente fue expuesto a un hepatovirus, sin que esto indique un proceso infeccioso activo del mismo.

Finalmente, sería absurdo el emplear como arma una infección que necesita de un vector para esparcirse en lugar de crear un patógeno transmisible de persona a persona, ya que programas de control del vector serían capaces de frenar la transmisión. De ser así los creadores de esta supuesta plaga serían al menos tan incompetentes y faltos de rigor como quienes han hecho estas declaraciones y como la periodista que les ha dado espacio sin contrastar la información.

Posted in Seudociencia | Etiquetado: , , , | 3 Comments »